Sociocultural

APORTES DEL PARADIGMA SOCIOCULTURAL A LA DISCIPLINA FONOAUDIOLÓGICA

 

Elaborado por: Paola Bernal, Katherine Figueroa y Sandra Suárez

 

El objetivo de este texto es identificar las influencias del paradigma sociocultural en la fundamentación disciplinar de la Fonoaudiología. Por esta razón, revisamos el objeto de estudio, los supuestos teóricos y metodológicos y las implicaciones educativas del paradigma sociocultural; de igual manera intentamos establecer los impactos de este paradigma en el quehacer fonoaudiológico.  

 

OBJETO DE ESTUDIO

 

El paradigma sociocultural tiene como principal exponente a Lev Vigotsky y su interés primordial es el estudio del desarrollo de los procesos psicológicos superiores a través de la interacción social o, como lo plantea Hernández (1998), el estudio sociocultural de la conciencia.

 

SUPUESTOS TEÓRICOS Y METODOLÓGICOS

 

Las ideas del materialismo dialéctico constituyen los fundamentos epistemológicos del paradigma sociocultural. De acuerdo con el materialismo dialéctico, existe una relación de asociación, interacción y transformación recíproca entre el sujeto y el mundo. A diferencia de los planteamientos de Piaget, Vigotsky considera que entre el sujeto (S) y el objeto (O) hay una mediación establecida por los artefactos o instrumentos socioculturales. De esta manera, el medio social pasa a desempeñar un papel esencial en el desarrollo del psiquismo del hombre y es inherente a él desde el principio de la vida. De acuerdo con esta propuesta, al actuar sobre el objeto, el sujeto utiliza dos tipos de artefactos: las herramientas y los signos. Las primeras están orientadas externamente y cambian el objeto, los segundos están orientados internamente y cambian al sujeto.

 

En el paradigma sociocultural se plantea como relevante la noción de las Funciones Psicológicas Superiores, que se consideran producto de la actividad instrumental mediada del hombre y que tienen su origen y desarrollo en el contexto de las interacciones sociales. Estos planteamientos constituyen el mayor aporte del paradigma sociocultural a disciplinas como la Psicología y la Pedagogía, ya que se entiende que todo proceso de desarrollo humano se genera primero en un plano interpsicológico y luego en el plano intrapsicológico y no al contrario (Vigostky, 1979). Para ello, es necesario un proceso de internalización que está posibilitado en gran medida por el lenguaje.

 

De acuerdo con Vigotsky (1995) el lenguaje en el contexto del desarrollo ontogenético (de cada sujeto) se usa primero con fines comunicativos y sociales para influir en los otros y comprender la realidad circundante; después se internaliza para influir en uno mismo. La transformación de las funciones psicológicas elementales en superiores se da debido a que el sujeto en su entorno sociocultural usa distintos mediadores en situaciones de aprendizaje compartido.

 

A partir de estas propuestas que plantean que las Funciones Psicológicas Superiores se dan desde el exterior hacia el interior, el paradigma sociocultural plantea la noción de Zona de Desarrollo Próximo para referirse al papel que tienen los mediadores sociales en el desarrollo de dichas funciones. Se puede identificar a un sujeto por lo que ha construido y puede hacer en un momento dado, pero también, y tiene mucho más impacto en el aprendizaje, reconocer aquello que el sujeto puede alcanzar si se le proporciona apoyo. Este concepto fue retomado y alimentado por otros autores como Jerome Bruner (1991), quien plantea que el aprendizaje puede favorecerse a partir de la construcción de andamiajes o apoyos que permiten a un sujeto alcanzar un estado que por sí solos no hubiesen podido lograr.

 

Respecto a las prescripciones metodológicas de este paradigma, Hernández (1998) identifica tres métodos de potencialidad heurística (conjunto de reglas para realizar un procedimiento):

 

 

Otra concepción  metodológica empleada es la de tipo transcultural y con rasgos etnográficos.

 

IMPLICACIONES EN LA EDUCACIÓN

 

Las implicaciones educativas que se desprenden del paradigma para el ámbito de las situaciones educativas, le dan mayor relevancia al proceso con el cual la persona va llegar a un resultado, minimizando la importancia del resultado en sí. Para ello explicaremos la concepción que este paradigma se tiene en de la enseñanza, el alumno, el maestro, el aprendizaje y la evaluación (Hernández, 1998).

 

 

 

IMPLICACIONES DEL PARADIGMA    SOCIOCULTURAL EN LA FUNDAMENTACIÓN DEL QUEHACER FONOAUDIOLÓGICO

 

El paradigma sociocultural es tal vez el paradigma que ha tenido mayor impacto en la fundamentación teórica y en el quehacer fonoaudiológico en los últimos años (Arruti, Rivarola y Domenicon, 2006).  Un fonoaudiólogo que se enmarque en este paradigma considerará, en primer lugar, que tiene un rol esencial como agente o mediador social y que le corresponde identificar y proporcionar los apoyos adecuados para que los usuarios pasen de su zona de desarrollo real, a la zona de desarrollo próximo deseada.

 

Esta noción de Zona de Desarrollo Próximo tiene importantes implicaciones en la práctica fonoaudiológica. En el caso de la evaluación, implica que el profesional no se centre solo en las deficiencias o problemas del usuario, sino que también identifique sus potencialidades, es decir, aquello que puede hacer con apoyos. Para la intervención es importante que identifique qué apoyos o soportes requiere el usuario y qué procedimiento seguir para ir retirando estas ayudas poco a poco, hasta que el usuario logre el mayor grado de independencia posible. Es importante retomar la noción de apoyos como elementos transitorios y temporales.

 

De igual manera, el fonoaudiólogo puede concebir la importancia del contexto social y considerar que hay ciertos riesgos cuando se trabaja aisladamente con la persona, sin tener en cuenta las relaciones sociales que pueden afectar positiva o negativamente a un usuario en el momento de realizar una intervención.

 

Los conceptos del paradigma sociocultural han influido también en las formas de concebir la adquisición del lenguaje oral (Serra y cols, 2000) y el aprendizaje del lenguaje escrito, al considerar estos procesos como productos de la mediación social y no como desarrollos innatos o estrictamente intraindividuales. Estas ideas suponen unas formas distintas de trabajar con los padres y cuidadores de niños en los primeros años de vida; formas en las que se privilegia la interacción espontánea y natural.

 

Autores como Arruti, Rivarola y Domenicon (2006) plantean que las intervenciones fonoaudiológicas apoyadas en los planteamientos de Vigostky pueden ser más efectivas que las que se apoyan en otros paradigmas que no consideren la importancia del lenguaje en su función de mediación social. Estos autores dan cuenta de una investigación en la que pretendían identificar la incidencia del aspecto semántico en la intervención fonoaudiológica, para lo que establecieron una intervención con un grupo control, apoyada en enfoques de entrenamiento oromotor, y una intervención con otro grupo, apoyada en los planteamientos del paradigma sociocultural. De acuerdo con sus resultados, hubo diferencias significativas en los procesos lingüísticos de ambos grupos, evidenciando impactos más positivos en el segundo grupo.

 

Finalmente, se podría considerar que en el área de Fonoaudiología Escolar estos planteamientos socioculturalistas son esenciales para favorecer las interacciones y el aprendizaje colaborativo entre los estudiantes.

 

 

Para concluir podemos afirmar que el paradigma propuesto por Vigotsky nutre el proceso de intervención del fonoaudiólogo, ya que este puede comprender que el contexto social influye directamente en el sujeto; también se puede tomar el concepto de la zona de desarrollo próximo, con el fin de que el sujeto potencialice y desarrolle sus capacidades comunicativas y lingüísticas. Resaltar la importancia que se da a los interlocutores naturales del usuario, pues se considera que todos los procesos involucrados en el desarrollo tienen que ver con la mediación que hacen los otros sujetos. De esta manera, el fonoaudiólogo tendrá en cuenta cuáles son las interacciones que se gestan entre el usuario, sus familiares, cuidadores, compañeros (contexto escolar o laboral) y los mismos profesionales de apoyo. El proceso de andamiaje cobra importante relevancia en la intervención terapéutica. En la evaluación no se parte solo de lo que el sujeto puede o no puede hacer, sino también de aquello que el sujeto podría hacer con ayuda.

 

Finalmente, como una inquietud respecto al paradigma, podríamos considerar que en una sociedad tan demandante como la actual, no podemos dejar de lado los productos o resultados y centrarnos solo en los procesos. Por esta razón, se debe mantener un equilibrio entre el proceso llevado a cabo y los resultados obtenidos. En las terapias es evidente que los usuarios, sus familias y los otros profesionales esperan ver unos indicadores específicos que ayuden a identificar los avances en el proceso, aunque estos sean mínimos.

 

 

REFERENCIAS

 

Arruti, P., Rivarola, L., & Domenicon, M. (2006). Aportes de Vigotsky al fundamento teórico de la Fonoaudiología. Fundamentos en Humanidades, VII, 231-237.

 

Bruner, J. Actos de significación. Más allá de la revolución cognitiva. Barcelona: Alianza Editorial, 1991.

 

Hernández, G. Paradigmas en Psicología de la Educación. Buenos Aires: Paidós, 1998.

 

Serra, M. & Cols. La adquisición del lenguaje. Barcelona: Editorial Ariel. S.A, 2000.

 

Vigotsky, L. El desarrollo de las funciones psicológicas superiores. Barcelona: Grijalbo.  1979.

 

Vigotsky, L. Pensamiento y lenguaje. Barcelona: Paidós, 1995.

 

 

Citar este documento como: Bernal, P., Figueroa, K. & Suárez, S. Aportes del paradigma sociocultural a la disciplina fonoaudiológica. Documento de trabajo. Asignatura Fundamentos Fonoaudiológicos. Programa Académico de Fonoaudiología de la Universidad del Valle. Cali: periodo febrero - julio de 2012.

 

 

APORTES PARADIGMA SOCIOCULTURAL
APORTES DEL PARADIGMA SOCIOCULTURAL A LA
Documento Adobe Acrobat 146.5 KB